miércoles, 18 de noviembre de 2009

Caminar con los talones

En un cambio de escala me sumerjo en los rocosos muros que aprietan mi ciudad

Estoy llena de preguntas...

Me sostengo en el solo echo de mirar hacia afuera, por aquella ventana.
Hoy me declaro aficionada al mundo real, aquel que esta fuera, el que rodea mi piel,
Televidente de un mundo que se ha escrito en tus muros.
Y sus sueños...
¿Dónde están?, porque hoy, no los hemos compartido, en un día indefenso, de cielos angustiados y vientos que nos da la perspectiva.
Caminaba tanto, tanto, que debí levantar los extremos de mis pies.
Caminar con los talones, así no se sentiría el tacto.
Caminaba a cielo abierto y fue allí donde un edificio, que encerraba el secreto de un pasado frigorífico, vestido de cornisas, balustros y molduras, me arrojo parte de su cuerpo.
Y dos segundo después, me había dado cuenta que el tamaño de tus dos manos refilaron mi nariz.
Recordando las manos de aquel arquitecto del año 22, recordando aquel frigorífico del año 22.
Espectro de dos cuadras antes.
Espectro de dos cuadras después, donde una señorita me hablaba desde su ventana, tenia una cocina, un baño y un comedor, como vos y como yo.
Pero no como él.
Yo no sé si fue el viento o el refilón, pero aquello me daba la perspectiva.

Estoy llena de preguntas...

Y ya regreso a casa en el silencio del aire, el viento, tu aliento, el momento antes, los dos segundos después.

Estoy llena de preguntas...



8:00 PM

Tripico de un jueves
Concebido un jueves de hojas brillantes, de contorno de rayo de luz,
bajo la sabia que corre por tu cuerpo, bajo tu cuerpo que corre por la sabia, perdidos en el rencuentro de un risueño día abierto.
Una hoja que ya no esta, como comunicado de la semana, de una mañana cerrada de las 8:00 PM.
Ha tocado el reloj, bajo tu mesada tu cuerpo, de mármol y piel de gorrión.
Tripico, tu cabeza, tu cuerpo y tus pies con manos,
Se desvanece inconsistente, el instante por la 9 de julio, por libertador y juramento.
Desde el ápice de mi posición ya no observo, solo miro con los ojos bien abiertos, sin bancos, ni ojos en la espalda.
¿Cuándo te retiras y cuando llegas?.
Tripico de un ciempiés, observad, camina sobre tu piel.
¿Es que acaso no lo sientes?.
Lo que sabes, el camino a la colina del Aconcagua con tus ojos a cielo abierto,
¿ Lo vez?.
Y tu ahí, en el eje central, punto centro del obelisco, entre paredes de compresión, vista de ápice y columna vertebral.
Lleva allí una semana...
y te recuerdo el cielo abierto, la colina del Aconcagua.
Una pequeña ventana...



Antes del mediodía

Podría ser contador se resumió aquella mañana.
El campo era verde y la ilusión era perfecta...y yo que había llegado antes de lo puntual.
Antes del mediodía.
Tal vez siempre creí en la magia, en aquello de las botas de tu padre, de punta, tacón.
Y por esas casualidades de la vida se dirigían por plena Avenida Santa Fe, donde el asfalto ardiente comenzaba a dorar los pigmentos de la piel y se movían en zigzag coloridos vestidos, entallados a la cintura, que me habían recordado la llegada de una nueva estación.
Allí se veían los pasos entre el 60 y el 152, dejando huellas con aroma a botas tejanas y estallidos de colores, que ya empezaban a arder subiendo de la punta de los dedos, pasando por el eje de la columna dorsal y estacionando en algún que otro molar.
El campo era verde...

Perfecto.

Y aunque no me habían hablado de un padre, insinuosas se dirigían antes de lo puntual, en un momento, una esquina y un lugar.
Y fue allí en que se resumió aquel día, en plena Avenida Santa Fe y una ilusión perfecta,
Donde no había padre pero había campo verde y niñez a cuadras,
enmarcando las veredas de la Avenida del Libertador.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Llevar el pelo bien largo.

Seis de octubre del año 2009 y
miércoles 30 de septiembre del año 2009

Necesitaría una hoja en forma horizontal, frontal y empezó a la mañana con el túnel a contramano, ayer hablaría de vicicendas y del bosque con el marco de chapa doblada y una carpintería de aluminio anodizado, totalmente opaca es que se trata de la magia.
Pero ayer el rastro es de diez cuadras, confesar que se asemeja a los seis meses antes de hurgar en busca de la búsqueda.
Pero decid en este momento que no se trata, ni se asemeja el rastro, ni el rostro.
Y caminando con mis manos me encontré ahí sentada en el medio de la nada, sumergida en el encuentro de un día bien abierto.
Ahí esta, ahí sentada y los pasos son diez cuadras...
Y los pasos son diez cuadras.
Cuando la promesa esta hecha, cumpliré a campo abierto esta mañana y ahí en un torrente como todo cambio de estación se estremeció aquella mañana.
Que tal? Primavera y licitación...
A contramano el túnel, la calculadora en la mano, el monitor en el plano, el plano en los ojos...
se licita un sendero.
Y terminamos con las manos...
Un querer...
cuando los ojos ya no están y alguien que nos había hablado de un grupo,
cuatro paredes que se diluyen... 5 mentes y alguna que otra mas.
Nos había hablado de nuestras cabezas y un techo.
¿Quién te ha dicho lo que guarda un jardín secreto?, todavía no he preparado su atuendo, llevo acá unos días, y así como un día me retiro... quiero decir... quise decir.
Decid empezad todos los días...
un jardín con veredas de secretos, adoquines, pórticos de hierro y senderos de sorpresas.
Y en césped... grama Bahiana, así como Vanesa me lo ha contado algún día, hoy recorre por la tierra lleno de esperanza, donde remonto la cometa con mis zapatos llenos de barro.
Disculpa la flor de sapo, en aquel plano de grama Bahiana, es que habla de mi pobreza.
Disculpad pero que belleza, amarillos iluminan la tierra.

Ave beduina-

13 de septiembre del año 2009

Y si yo preguntase a un Arandano, ¿ qué son los días y que son las noches?.
Un trece de septiembre y más de diez mil días, una sortija, un caballo que corre por las calles y pasos en el tiempo, es ahí donde pregunto si existe algún banquete con mariscos, pupos y tazas de vino tinto.
Tazas de tinto blanco de ilusiones compartidas.
Fue entonces que se encontró desvanecida a pasos de aproximadamente siete mil días, de amaretis y una esquina con un gran barco, con banderas de fuego que encienden historias, sin comprender nacionalidades, un origen de dragones humeantes, de payasos y perfumes.
Hoy es domingo, mañana no...
Hoy es domingo, y tan solo ayer Dartañan...
¿Dónde merma la paciencia?.
Diez mil días y no sé lo que es una mañana, ni tampoco un mediodía.
La noche no la comprendo...
Cuando la tarde te da la bienvenida, la noche no tiene excusas y te sonríe la mañana.
Stop... en marcha lenta su señoría y es ahí donde pregunto que contiene una taza de vino tinto...
- buenas noches hoy cenare en el Lispano, como siempre pediré milanesa Marilan, es que no me gusta el pescado.
Pero cenare en el Lispano,
-por favor caracoles y casuela de calamares.
Si te fijas ahí, lleva la misma franja amarilla, sé que le costo conseguirlo, pero era un 21 de enero.
Y entre no comprender ni el día ni la noche recordé que no comprendía el mañana.

Entonces recordé que Estrella se llamaba la yegua y fue ahí en el piso donde hable con el primer caballo, en el verde, era grama y nos rodeabas limones y pomelos.
Entonces a la tarde le abrí la puerta, así como quien quiere la cosa y deje ingresar a Nono, luego lo paseaba por la ciudad con una correa de perro, albergaba en el patio de mi casa, en el sector de la higuera donde no había tantas plantas, el recinto, su habitación de aquellos días no superaba los tres por cuatro, pero su cubierta era de hoja de higuera, le gustaba los terrones de azúcar, y justo allí en el jardín de mi madre mi único caballo me contaba de sus carreras, sus anhelos y esperanzas.
Y justo allí... en aquel cubículo es donde empiezas a preguntarte...
¿Quién te hace y quien es?, faltan tres días y mi hermana cumpla treinta años, pero hoy es hoy y es domingo.
Dos bachas plateadas, una montaña con un rulo gigante y la fachada mas larga.
¿ Quién intuye tu corazón?, la mas bella de las culturas.

Pero hoy es domingo y me gusta la arquitectura, veo un libro de Antonio Gaudi, el encuadernado es gris plata, tiene sellado en negro el nombre de Antonio Gaudi y adentro tiene fotos de las obras de Antonio Gaudi.
Quisiera decid - me gusta Antonio Gaudi y decid -me gustan los diez mil días de mi vida.

Lluvia-

4 de septiembre del año 2009

Se escribe la octava sintonía de Vivaldi, las persianas cerradas y un centenar de gotas en los vidrios del alma.
Tic, tic... (silencio), no existe goteron en las ventanas, un centenar de gotas rebalsan, mis piernas, mi cara... el cuerpo sin piel, tic... tic, plasmada en los vidrios del alma.
Que cielo tan gris que hoy nos amanece, despierta que ya el pájaro canta como si tuviera garganta, despierta que ya es mañana, lluvia de letras de canciones y teteras, pásame una pista tal vez sea mañana, conviérteme en gaviota, en pájaro o en álamo.
Gota de agua abre las ventanas, tu ciudad esta mojada y yo acá sentada sin hacer nada, ¿cuánto dura el mañana?, ¿Cuánto dura hoy; ahora aquí sentada?, ¿ Cuánto dura lo de las gotas de agua?,
Mojada, mojada.
¿Cuánto dura aquí situada en el país de la nada?.
¿Dime martillero son tremendas excusas del alma?, de llaves esclusas no han venido mis palabras, quiero un banco de madera y un jardín de invierno en el medio de tu alma.
Tic... tic, la canilla esta cerrada, tic... tic, el martillero ha partido y se opacan los cristales.
El pájaro ha pedido sus cuerdas vocales.
La lluvia constante, lenta, filtra y mis pies se mojan. Dormiré apurada, tal vez mañana se abran las ventanas, entre la lluvia e inunde el alma.
Tic... tic, silencio!... escuchad las gotas sobre mi ventana.

soledad del valle asis



martes, 1 de septiembre de 2009

Te quiero.


estaba oscuro, atascada...
la encía había invadido el molar,
tal vez si hubiese empezado por el principio el sentimiento del dragón no hubiese invadido los ojos y las mejillas.
Es así cuando de cote derecho del labio se quería retirar hacia abajo y la mirada se volvía opaca, pequeña y seca.
volcada...volcada...
Encorvado el cuerpo como con escombros y las manos sin esperanza hundidas en la nada,
en el vacío, pero un vacío sin espacio, sin estrellas sin luna, sin pecado y sin nada.
Así encontraba... como el Comerrocas sentado en la nada, pero aquella historia tenia principio...
y yo había empezado por el fin, apartada, alejándome de Comerrocas y hundiéndome en pantanos.
Debería empezar por el principio, me dije el segundo día, pero por esas leyes retóricas de la vida, porque estudio las matemáticas y son frias, tal vez porque comenzaba siempre por el medio y no por el principio,
comenzaba desde abajo... debajo.
Tal vez no había aprendido a abrazar,
a llorar con ruido de lagrimas pesadas,
a entristecerme con tristeza fuera de cejas que se reúnen en el ceño, conversan en el ceno del rostro y solo dejan marcas.
Fue entonces que albergo el dragón y su nombre se hizo presente en los intrínsicos lugares que quedan entre los huesos y el pulmón,
Ya no se si fueron las llamadas llamaradas, las escaleras hacia abajo, el cordón de la vereda, el dolor y su constancia, pero escaleras abajo me olvide de tus hojas empapeladas con Cortazar, del cuadro con aquella mujer roja con su marco de cartón corrugado, del estampado de tus pantalones y camisas, de tus ojos y su mirada entre mezcla de café con leche y verde amarillentos, apuntados por aquellas cejas con inclinación a ciento treinta grados y cuatro años en los que sentí iniciarme en eso del abrazo, en eso de las lagrimas,
todavía sin ruido, todavía no lo he aprendido, pero sabes bien que en silencio me provoco e inundo una habitación que hoy supera los tres por cuatro.
A tu lado algún día se escuchara el salpiqueo en los charcos, en las calles, los días de lluvia,
en el mar serán anécdota porque sus acantilados quedaran tapados por esas grandes gotas llenas de esperanza, con boca de cote hacia arriba y centro de los ojos con menos marcas que hace cuatro años atrás.
Y sabes hoy ya no duele aquella que alberga en aquel lugar oscuro, atascada,
pero ahí tan cerca del plumón y los huesos...
Pero ahí... tal vez..
Tal ves empiezo por el medio, tal vez por las escaleras abajo.
Y solo quiero decir perdón y no se decir simplemente te quiero.
Por eso por abajo, por el medio..
escaleras hacia arriba, escaleras hacia abajo te quiero.


Instrucciones para subir una escalera

Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se situó un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquiera otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso.


Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie).


Llegando en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso.

julio cortazar

martes, 25 de agosto de 2009

Los zapatos de Zapiola

Los zapatos de Zapiola.
Todavía no comprendo porque cambia el clima y la calle Zapiola que se transita se ve tan bien, 25 de agosto del año 2009, el transito de aquella, hoy marca un rumbo diferente.

Confesare que con rodado de cucharitas multicolor el viento hubiese pegado un rostro mas aireado, aun más fuerte, pero confesarte también que a transito lento la mirada se encuentra mas tranquila, se ve mucho mejor, hasta se posa en veces en una y cien veces.
En veces de postes de luz de alta tensión y algún que otro altillo, que guarda algún que otro secreto e infinidad de tesoros.
Con las puertas abiertas nos recibía una gran abertura...
¿ Porque no?, entre y pase, observa, tal vez un patio lleno de flores, pasillo de baldosones, algún que otro pájaro con porte de ave egipcia.
¿ Porque no lo habíais visto antes?.
Los lares son diferentes, ambiguos, al igual que los caminos y como cambia el clima un 25 de agosto del año 2009, los pasos habían marcado el transito, la mirada posada en la alta tensión y el misterio de una casa que como jardín de verde anticipo, nos habíais hablado de muro de treinta, con junta de barro, galerías y ventanas que parecen puerta y puertas que parecen ventanas, trasparentes y en contrapicado me habían contado algo de vos.
El sol filtraba, dibujando el espacio en rendijas de luz con rastros de pasos.
Fue que recorde el espacio donde tu albergas y como barrilete que despide el invierno se remonto mas lejos, en lo alto del cielo abierto.
Recorde los pasos sin rumbo que me habían llevado a alguna ocasión, también recorde las manos y los pies descalzos.
Y en los zapatos de Zapiola el jardín hablo del misterio de los dioses, jure volver en cuatro días y le dije- solo volveré cuando sea pertinente...
Algo en sus ojos me dijo que el empedrado de Zapiola es bello y que seria desde hoy un lindo día, entonces rompiendo una taza de te me dispuse a juntar sus partes, en aquel patiesillo verde, donde encontré algún que otro retazo de cerámicos, de porcelana de pasados de tiempos, de pasados de misterios y porcelanas de mañanas frías.
Fue un instante donde empezamos a componer el barrilete, en aquella galería los tonos se ven diferentes y cada retazo brillaba entre una mezcla de filtros de sol y zapatos rocosos de Zapiola.
Dailan Kifki, siempre fue un buen referente, es que siempre pensé que los elefantes tenían elegancia y una gran paciencia.
Fue en ese instante que una sombra grande paso por la abertura de aquella estancia tan cercana a la ciudad, tan cercana que estaba dentro y no pude mas que seguir sus pasos, pasando la avenida se vistió con calzas rosadas, es que era un buen día y circundaba un clima que le habían llevado a una ilusión.
Recuerda que los elefantes son muy elegantes.
Sus ojos tomaron café en cada esquina, hablo con algún Sr. solitario que tomaba un cortado y leía el diario, que como encabezado este decía, se busca un elefante, lleva calzas rosas y zapatos de Zapiola. Dicen que atrapo una ilusión y con retazos de porcelana y algún que otro recuerdo están uniendo retazos en el jardín de la paciencia, en cuatro días o cuando sea pertinente los remontaran juntos.
Con su elegancia inconfundible se sentó en un café francés de los alrededores, pidió un posillo de café negro y guardo la taza de recuerdo, para componer el barrilete, el del día pertinente, saludo al mozo y le dijo bonne journée, peut-être dans quatre jours remonte un baril.

Fue que se perdió en la plaza...es que callo la noche y perdí el rastro de su sombra.
Me dirigí a mi casa, yo llevaba una camperin negro de algodón que tiene bolsillos y unas calzas azules porque cambia el clima y aunque no lo comprendo bien, parecía ser un lindo día.
A una cuadra de mi calle buscaba la llave y encontré la taza...
encontré la taza...aquella la del café francés,
deberé volver a aquella plaza a buscar a Dailan Kifki, devolverle su taza,
volver a aquella plaza para armar el barrilete de retazos de porcelana,
volver a la casa que como jardín de verde anticipo atrapo una ilusión el 25 de agosto del año 2009, es que los elefantes son pacientes, usan calzas rosas y la calle Zapiola que se transita se ve tan bien.

miércoles, 12 de agosto de 2009

El reparador de sueños



a santiago y paloma mis reparadores de sueños
feliz dia su tiita
a mi mama la que me hizo posible soñar
tu hija

sábado, 8 de agosto de 2009

caballos de plata

Como cambia el clima, en invierno una primavera, ayer...
Hoy es invierno, mañana tal vez también.
La oscuridad era tan densa que no se podría vislumbrar ni su misma mano, ni el pecho, ni los pies.

Tal vez habéis confundido la necesidad con el amor.

Es que tal vez, no estaba de animo y sugirió alguna ocurrencia, queriendo viajar en caballos de plata sobre territorios dorados y ríos desbordantes, azules,
infinitos ríos,
como esbozado por el niño... en hoja blanca.

Pasando los días, la mañana sugirió tener todo el tiempo del mundo,
preferiria una antorcha le dije a un desconocido, pero solo tengo encendedor..

Así había amado tantas cosas y podía responder, usando alguna que otra palabra,
palabras del diccionario, de la A hasta la Z, pero recordé que nunca aprendí el abecedario,
Al igual que tantas tablas, aquellas, las de multiplicar, así como un engaño esbozado por el niño.
No es casualidad... he dicho, aprendí la del cinco, tal vez la del uno.
Es que tan solo sumaba muy rápido confesé algún día y una canción de abecechedee,
era tan solo eso y nada mas,
y nada mas una canción.

Entonces me puse de pie y a la mañana siguiente, esperaba mas adelante.
Tan solo un paso mas adelante,
pero de pie, con aquel paso y la llama del encendendor vislumbre un sendero,
Incluso me pregunte como habéis entrado aquí, fuera de abecedarios,
de tablas, olvidando lo conocido,
lo tan aprendido...

No es tarea fácil encontrarse en el abismo, le dije a otro desconocido, saliendo del mundo de aquel niño.
Tangible mundo,
Y así nomás, sin antorcha ni abecedario, ni tabla comprendida, busque a aquel caballo de plata en el sendero olvidado.

Laberintos en penumbras.

Y al tercer día, a medio camino se abrió una puerta e ingreso la osadía, tormentos de truenos y hasta una cirugía.
Cicatrices, silencio, convicción y la llama convivieron,
no había vislumbrado caballo de plata alguno, pero estaba la osadía

Que me diría...

Y pasando seis meses, solo vi que era verdad que el tiempo transcurría.

La llama no podía aun vislumbrar ni su misma mano, ni el pecho, ni los pies
Pero el alma se sentía..

Y comprendía la salida, en aquel caballo, tan solo en la osadía de sentir en aquel camino lo que no comprendía.

Me dijo Será un largo y frió invierno,
Pero....ayer hoy tal vez sea primavera, tan solo ... porque no comprendía.

domingo, 26 de julio de 2009

En aquel banco

encontré la ráfaga de un tiempo,
en sintonías de una noche,.
Son dos hilos, una mancha y conjugo tu mirada
Y la tulla... allá, al mas allá,
A lo lejos, solo miro la luz que filtra en un bosque, perplejo, desvanezco
Así..desvanezco..

A lo lejos.. a lo lejos desvanezco...a lo lejos....

Y pedí disculpas de una noche a sabiendas de la piel,
Donde tengo ojos, nada mas, le dije a la gaviota,
También pedí disculpas de una mañana a sabiendas de mi alma
Y disculpas del amor, sonrojado, al observar las manos,
Ahí en el subte del olvido, en la estación de Moron, en un banco,
En un tiempo y en un espacio.

Sumergida en el misterio, en las profundidades de la huellas.
De una palabra callada, de una mañana ausente, silente,
de voces sordas,
Y de dos miradas inconclusas...

¿Dónde se han ido?
Le pregunte a aquella gaviota.
La de aquel banco, de la calle del viento.

Será Ahí ,
epicentro, en el eje de su cuerpo
.....el misterio de la vida, sus desconocidos pasos.
No lo se...
Escucho consonantes llenas de miradas
Las escucho acá, en el medio del alma,
Tangible mundo de verbos.

Y me pregunto, si te preguntas, ¿quien camino hoy por los senderos?,
¿Quién apago su cigarro?,
y ¿Quién cerro la persiana?
Sabes....No es necesario saberlo,

Lo Desconozco,
Lo Desconozco tanto.

Y así me sumerjo, ¿será así lo que hoy comprendo?...lo que no comprendo..

en la profundidad de aquella, mas debajo de la masa
Con la luz en la mirada, en una ráfaga de tiempo,
Donde no es necesario saberlo.

con las manos sin nada.
En aquel banco, con la gaviota y el alma.

jueves, 9 de julio de 2009

Donde vuelan los pájaros

La casa de los gritos ausentes se encuentra en silencio,
vive en un espacio de coma en un trance de tiempo,
en algun lugar de cifras indescifrables,
Hace días he tocado las agujas del reloj, el tictac se ha demorado...
tome una silla y me senté a verlo, así demorado, ausente...
Ausente de tiempo y lleno de espacio

lo llevo y me llevo...

En la casa de los gritos ausentes hoy no se escuchan las cigarras, el tictac, lo miro ausente en mi presencia de frente, fantasma demente...
Solo hay pajaros.
De espacio despacio.
Despacio y de espacio.

Donde estas los ojos?, es que veo el espacio....
Lo veo...
De frente

Subo las escaleras de la torre mas alta, cada paso en proceso y un rostro al cielo lento.
Sin agitarme, me sostengo con mis manos
La textura del muro, rocoso se compone con el cielo lento en el espacio,
Son los últimos peldaños y los últimos pasos, cuando llego al campanario donde vuelan los pájaros.
Donde el espacio se encuentra en silencio como la casa de los gritos,
de los gritos ausentes.

Silente.

La textura de mi piel y las rocas se estremecen, me conmueve el espacio que comprende,
hace días he derramado una gota, de aquellos ...
los que miran el espacio de frente, que se visten de mi piel y sus rocas.

En la mano izquierda aun sostengo las agujas del reloj,
observo la campana, la que alberga el campanario y su cuerda de barco viejo que se mece sin tiempo y en el espacio.
La brisa lo mece.
En el espacio sin ventana de piel de rocas y aves de aire
el tiempo que se toca.

Abro la mano izquierda y dejo caer...
lo que aun sostenía muy fuerte,
de mi mano se desvanece la casa de los gritos presentes,
el tiempo pautado, los ojos secos y la piel de roca de mi cuerpo.

Tan solo hoy observo el espacio, el del aire, el del sol, el de los labios que besan, los ojos que miran y mis manos de viento que mecen la cuerda,
la del barco viejo, la del campanario.
con el tiempo de mi espacio, sin agujas del reloj.

Y los ojos incrustados en el pecho.

martes, 30 de junio de 2009

Y cuado el siamés va en marcha rapida y no puede.... aunque se desgarra el pulis,
no pudo llegar, auque se implore al cielo y revoque las paredes.

y si sobra algunas mentes, son perfectas esas pieles,
y si sobra algunas letras cuando la sombra no ha cubierto la mañana, es cuando la lluvia nos mece, donde me quedo en lo eterno y te pregunto lo que hay...

solo aquí estoy,
una cabeza y dos brazos, se adormece sobre el hombro derecho, las pupilas ya no están, se dilatan, desaparecen...
y se baja la persiana, el telón y todo lo demás.

son esquinas tras esquinas y se hace de noche antes de ver el mediodía, incapaces de crear lo que ni siquiera antes hubiese pensado, cuando un instante no es instante, cuanto lejos se nos cae antes de decir...
-quisiera que esta hubiese sido la ultima siames sin un pulis en el medio, inundado por el pulis, que recorro en calles de sueños, de albricias venideras que se van y recién llegan.

Nos encuentra y no se encuentra, no en rastro de avenida, sino callejuela de alivio, de un tango, de senderos de un olvido, de mil o un cuarto de siamés abierta. Cuando digo vale cuatro y solo tengo un haz de copas.
Y son los dias que se van, y me reposo dentro del pulis como publico en ecena, desnudas, con harapos de telones, la miel entre los ojos y las manos desvanecidas.
En la arena, en el agua.
Son instantes de esta siamés, de cianuro congelado, de universos que provocan, en inviernos, el instante en el que creo, esencia si hace falta.
Lo recorro con patines o sin patines, con las manos o sin los brazos,
en el archipiélago me lanzo en caída libre, con telones y harapos,
sabemos de los pies descalzos y las manos.
Las manos.
No se olvida el rastro de los pasos.

jueves, 25 de junio de 2009

ahí adentro

El espacio donde tu albergas me hablan de días de insomnios, de duendes de centellas, de carne y flor de la india.
Es una estación de manos con vos, de puntas de lanzas, de almas fantasmas,
que esperan en salas con una única vos.
Y los días ya no están y la noche se ha perdido, un niño ha adormecido...
Y te encuentro..., y me encuentro... ya no veo.
Solo siento.
¿Que guardas en el olvido?, al pecho pan y a los pies desnudos.
Se escribe la séptima sintonía y recuerdo historia mientras pierdo lecciones,
el abecedario de palabras inconclusas, me recuesto en brazos olvidando mi nombre, tambien deletreo el tuyo.
Un escrito de once años mermando entre el que nunca hubiese hecho falta.
Una Fusión de un vacio, un lleno, mermelada en la sonrisa y tensas estructuras.

¿ De que hablan tus palabras?
Esas, las que salen entre tus dientes.
las mismas que se callan de vocales que se visten de consonantes, te describen...
consonantes a diez gritos, de rugidos de leones y mariposas en tus mejillas,
son las mismas que callan lo que tus ojos describen, adormecido niño.
En que tiempo te has dormido en ese espacio en tu caja, ¿donde se dirigen tus zapatos?.

solo quiero tus manos,

en mi pecho si hace falta.
Y lo entiendo así porque hay un espacio donde tu albergas
Y lo entiendo así porque hay un espacio donde ella alberga.
En espera en la sala.



a la niña del mar

miércoles, 17 de junio de 2009

naranja

Como gajo de invierno, el aroma naranja,
....que no es naranja...

mi alimento de otoño.

Color,
tus texturas,
¿naranjas o amarillos?
Un verde... su olor,
El sentido y el brillo del grito.

Dorado su reflejo en el mar de alpaca,
Lo veo llegar de estaño y de plata.

Y el amarillo?

Amarillo...el destino, el grano de arena,
Me cubre en sus mantas de sabanas de plata.

Y no lo conozco, lo percibo tapado,
Callado se nubla, se nubla y lo siento.

El cielo lo mira, lo aguarda...
Adormece
Y rompe cadenas en tres escolleras.

Lo veo llegar ...pero no lo conozco,
Lo pienso...
Lo veo en naranja de mi propio alimento.

En sepia retrato juega rayuelas,
En medio de un mar
Que grita cronopios y vuelan fantasmas.

Intensos retratos de anguilas sedientas
en profundidades del mar se dejan llevar,
de estrellas, estelas,

De codos a codos por una avenida.

de naranja en sepia, de un gris amarillo,
Un verde...en Quizás...
Donde se mueven seis piernas,
Sin mas que dejar, volviéndose horizontes, sobre el cielo y la mar.

En abstracción del alma que escriben historias
de indígenas,
Seis piernas y ese Quizás...



me chupa la sangre,
consume
adormece
No pudo escapar la niña perdida...

En paseos de pasos, observa sus sueños.

Mi madre..., has venido...
me acunas en tu rostro de angel.

En señal del sol, adormecida niña camina,
piensa en su padre
marcando caminos que el ya el ha de marcar.

no olvida pasaje, a la luna infinita,
naranja
en sepia
dorada
del plata
pasaje de ida, retorno....
sin fin
olvida el pasado y compra eslabones
de historias,
de angeles, de madres y de niñas.

Bajo el tremendo ventorral de arena amarilla,
en desiertos con rostros de mares
se curan treinta dedos, aliento
Y tres almas

....Y Por la mar... sus pasos, de huellas y sombras,
de noches, de madre y dos hijas,
que anhelan tres punas
indígenas retornan colores
en horizontes naranjas de sus almas de mar.

al limon una vos stella y otra vos ella,
para eugenia, madre...



cuenta conmigo ...

domingo, 31 de mayo de 2009

acordeón del otoño

El Partenón como universo
Y su universo de mármol blanco esta cansado.


Porque en fin somos dos seres
Y en el fin tenemos nuestras cosas, nuestras casas y nuestros ojos.

Como deposito de pólvora y desvencijado por la bomba veneciana, te encuentro
Pero.. No son ruinas hombre, ¿ lo ves?
Eres el Partenón el que alberga la imagen del oro, ¿ qué es lo que miran tus ojos?
Lo se todo no termino allí,
tus ornamentos ya no están y parte de tu cuerpo se ha desvanecido.

Levantad tu cabeza pero no olvides tus pies, observa la vida de la gente, son el acordeón del otoño.
Una calle en Paris.
La brisa de la ciudad y la caricia de la mañana.



darle la oportunidad a las oportunidades

Veras dias que son mas nublados que otros,
Noches calladas, con música del alma
Y noches ruidosas, con almas lastimadas, furiosas, tristes.

Son tus palabras... un dia todo pasa.....
No puedo ser tu amiga, Mi templo, el tiempo de olvido,
me encantan tus ornamentos, pero no puedo conocer el espacio
Ese el que alberga ahí adentro,
ni siquiera tu compañera.
Por tu condición construcción matemática, geométrica y correcta.

Quise ser arquitecta, de formas puras sin líneas rectas.
Incorrecta.
Levantar los escombros de tu cuerpo, con junta de barro de mi cuerpo.
Pero no puedo ser griega, solo afrontar calles de invierno, en tu compañía
Sopas de arroz, con vino tinto y ojos brillantes,
mentes perfectas que no razonan, único echo de ser perfectas,
construidas con susurros de lagrimas que nos acarician y nos alimentan.

No estés triste en estos dias
aunque no puedo ser tu compañera, soy tu compañía
¿Será correcto destruir tan imponente escultura?, ornamentos, cornisas y molduras
Solo quiero destruir toda la estructura,
demolerla entera,
mostrarte que dentro hay un espacio.
Aunque no puedo ser tu amiga, podría caminar con mis pies, abrázate en una calle perdida, mirarte en Paris, susurrarte palabras,
reírme mañana en tu compañía,
arrancarte una por una las columnas, con las manos y los dedos,
para tan solo ver tu sonrisa y que no estés triste en estos dias.

lunes, 18 de mayo de 2009

el tren de la alegría



hay preguntas que aun guardo...
un día de Avril, un dia de mil vidas,
de Avriles con v corta,
con sonrisas dibujadas con tus lápices de colores.
que es lo que guarda ese tren de la alegría?, que interrogantes tiene un corazón con silencios y horizontes?
Son 12 estaciones, de colores, de belleza y armonía.
Que magia surgirá de tus manos en esto días,
maga de los lápices y la pintura,
susurro de mujer de arquitectura, que no habla de estructura,
tan solo comprende la pura poesía,
te sostienes mujer,
tus huesos la estructura de los que no hablas,
te sostienes mujer,
y tu alma el mejor diseño de pintura, de colores, de crayones de poesía

verdadera obra de arte

Que tienes pensado para estos días?,
en que paraíso buscaran tus silencios?,
yo podría acompañarte? , confundirme entre tus paisajes

Hoy dibujo con tigo, el camino, la frontera y la no frontera.
Y con tinta negra te esbozo y me siento en tu silencio,
Me acobijo donde sea, donde fuera y donde es.

Con pasteles el horizonte, el que tanto buscas y que ya te pertenece.
En tus manos, en Avriles con v corta y en mujer
como vos de crayón multicolor y de tinta furiosa .
Sobre la hoja blanca te recortas,
en el silencio blanco y negro.
Te Repito....


firmamento de un rojo corazón.

a stella
Feliz cumpleaños, sin misma madre, sin mismo padre pero feliz hermana !!

jueves, 14 de mayo de 2009

Donde?

no se pueden percibir son las dos de la madrugada, tres años había solicitado para emprender mi labor, sin siquiera saberlo era el origen de Oreon.

En la noche quedo abolida la venta mercenaria de muerte,
Cuando cundió el pánico y la inquietud ya estaba de nuestro lado,
te visite esa noche y partí,
partí alguna mañana,
se deshojo la flor y el invierno llego tallando de hielo sus ultimas paginas que escribió.

La noche se escribe en manos descabelladas, te susurraría al oído.

pero tan solo me lleve mi vos callada y te regale mi mirada, algo así como pasando el mediodía. Un atardecer rojo y su fulgor de mañana.

Circulaba entonces veinti siete tomos de pasos marcados,
el aire invadió tu habitación un living comedor de promesas y olvidos,
Tal ves no comprendía las primeras palabras, balbuceante incorrectas regla, de números tramados. Reglada trama sin origen de cuatro estaciones, un invierno y una constelacion.
Nos perdonamos incorrectos, insurrectos porque no usamos uniformes, y con el botón hasta el techo, ella ya le abría jurado, bandera de la patria celeste y blanca, de mi patria eterna...
Eterna de promesas blancas y Celestes cielos de estrellas brillantes,
constelación del Oreon

La era de los vientos esta comenzando,
susurro de gritos en primera vos.
¿y si esta fuese la primer mañana? Que me dirías...
Mañana de ventorrales, arrabales, de miradas nubladas, por el agua que escurre entre tus palabras.

Se deshoja la flor Sr,
aquella la amarrada a la tierra de soldados solitarios,
de la capital del amor, de cuerpo de carne y tonos multicolor,
¿Lo has visto tu?, la he visto yo...
cubierta de hojas y de escarcha rojiza, se encuentra hoy.

Dejarías que caiga su ultimo pétalo?
no comprender el frio de esta inmensa mañana.

Del otro lado de la puerta, el universo físico se detuvo, cuando son distintas las caras y claras las miradas, viajo sin rumbo con rumbo hacia vos,
sera por eso que hablo mucho de barrios, bicicletas y visigodos.
Pero el invierno es mi vocación, las frías mañanas, las veredas deshojadas, el tren de desdén sin vagones que pasa sobre el puente, donde esta el ultimo pétalo de flor
Colgada de el, me poso eterna, bajo su cuerpo de hormigón,
deseos para frías mañanas.
Con mejillas rojas y llena de ilusión.

Son tiempos difíciles, de mayo y llovizna lo sabes vos, por eso te acompaño hoy y bajo el tren con su único vagón, escucho su estupor.
El que pasa y pasa sobre el puente de Madison y hormigón
se aferra el ultimo pétalo de sol.
furioso pétalo...

Donde?
Será en cuento de visigodos o en la constelación del Orión.
En los puentes de Madison,
solo en invierno lo respondes vos.

viernes, 8 de mayo de 2009

la gigantita

En un laberinto de todos los días, de los días de mis días, de un día de nuestros días, pasea el camino.
Los lares son ambiguos, porque habla de varios mundos, tal ves una casa pintada de blanco y modelo de mujer que lucha por su propia libertad, el deseo de ser libre.
Así que pensé que las palabras mágicas no existían, la mujer bajo llave, se puso en el empeño de inventarlas y consiguió algunas tan buenas como para salvar su vida, en mil y una noches.
Entonces todo es parte de una historia y palabras mágicas que continúan, una puerta serrada, pero jamás muerta, ni rendida.
es parte del camino y paredes blancas sin sombras alguna, con mujeres contradictorias que tan solo llaman gigantas, para llegar al cielo algún día y poder tocar el sol con sus manos,
tal vez un día lo comprenda.

La derrota de la muerte siempre es parcial, al final ella siempre llega....

Que esta sea nuestra noche dice ella y se enamora de todas las ilusiones, la de nuestras palabras, que nos mantendrán vivos. Aunque no pertenecía a estos lares...
Se enamora de aquella mirada.
Y comprende a sherezade, la acobija, la resguarda y es aquella quien la introduce.
Pero como es mujer y es también mi nombre, me regala un jardín secreto.

Y allí sostiene enamorarse todos los días,
solo a un alma se entregaría,
Se comprende a destiempo y habla de fidelidad.
De fidelidad al amor, algo así como un principio,
Un principio de un recorrido.
entonces se afila para sorprenderlo cada día,
Si, hasta la vejez, hasta el ultimo día de su vida.

Magia con la persona que un día veras todos los días.

A la ronda y al arroz con leche jugara en esos días, pero como pepino un gran payaso nunca pega y nunca hace daño, esboza tristeza detrás de alegría.
así se encuentra, no se si en papiros pero si en historias de blancas palabras

Jamás tirria entre sus dientes.

Algo así como objetivos, donde se enamora todos los días, para resurgir cada mañana.

miércoles, 29 de abril de 2009

A Dios, Gracias

Despojada por la ruta
Así iba ella, se sentó a mi lado y esbozó “Soy poeta”
Sin ton ni son, como un rayo rojo, era su pelo manta de Mar Rojo.
Marchita creía su adolescencia, pero por dentro brillaba su fantástica coherencia.

Yo le dije, él me dijo
Yo le di, y tan sólo dijo “gracias”
Su manta de Mar Rojo, simulacro de sensible racionalidad , le brotaba al hablar.

Hay noches pelirrojas, y hay principios des-encontrados
Pero quién creyera que la extraña en el subte, te diría “Hola, soy poeta”

Yo le dije, él me dijo
Y con gracia estrellada me fugué,
elegancia de poeta

Era, era ella, la poeta que del armario sacó las tres letras,
para agraciarme con su gracias.
Me meció en su cama, tres mujeres y seis brazos.

No está sola,
Encuentros afortunados
des-encuentros des-afortunados?
O nada, o todo, quién sabe?

Los bufones, búhos, esperaban mi respuesta
Y como bicicleta de tres humanos
Yo le dije, ella dijo
“tengo veces de cien veces, en un gracias y no consigo mis respuestas”

Se fugó en Plaza Italia y esbozó “Adiós, yo soy poeta”



Dedicada a Susuki Perret,
la poeta del subte
y a los dos tocayos

Letra: una frase Ella y otra frase Marisa alias la mil trescientos

martes, 28 de abril de 2009

Honestidad brutal

Y me encanta como soy porque me odio también, estoy llena de defectos,
Como explicar estos últimos sucesos, donde veo un abismo negro en el medio de un pulgar,
Y una señora que nunca ha de llorar, mas tan solo por el medio de un escrito a divulgar,
Y las lagrimas nunca salen, como desdén de desesperación, pero lo veo y son parte de una vida, que mañana tratare que no estén mas.
Me provoco mujer, derrámalo de los ojos, porque el teclado ya borroso esta.
Y no queda tintero por derramar, y bolígrafo que pida piedad.
Tu condena fue tu padre, por un hombre nunca lloraras,
pero lo veo llegar...
Y lo invoco al cielo, al piso a la tetera o algo mas.
Que derrame de tus ojos mujer defectuosa ni siquiera puedes llorar.
No te culpes en infiernos, tus manos no lo han podido curar,
¿A quien imploras la verdad? al escrito, al cielo, al hombre, a las lagrimas que hasta hoy no has logrado derramar.
No te culpes niña tonta que los chicos no saben curar, o tal ves no sea así,
Y lo eliges para darle la aurora que a tu padre no le has podido dar.
No te culpes niña tonta, sueña que los chicos si saben soñar.
Son palabras de un viento, de una ráfaga, de un ventorral.
Y te curas de a poco y te alivias de tu honestidad brutal.

lunes, 27 de abril de 2009

que seria de mi, si no lo extrañara

caminare a tu lado tambien, tan solo porque perduro.
No tengo pensado lo que haré hoy y mañana, pero perduro,
perdón te pido.
Camino lento para que me alcances mañana.


sabes hay veces que todo se olvida, un nombre, un apellido, una dirección, lo perdido, lo aprendido, mis trabajos, las manías, lo que debería hacer o no debería.
Pero como olvidar su rostro bajo la lluvia y las manos llenas de esperanzas, una calle y un recorrido.
Su cuerpo, sus manos también las olvido...
Pero como olvidar su susurro junto a mi oído, el tacto de sus manos sacando la mas dulce entonación en un cuerpo petrificado de cuerdas y esperanzas.
Tal ves el color de sus ojos ya no lo recuerdo, pero aquella primer mirada impenetrable perduran en el alma.
Tal vez olvido aquella letra, de una canción pasajera, pero que me dices de su sombra recortada en la pared sacando la miel de lo que vendría unos minutos después.
Hay otras que tampoco se olvidan, tratare de olvidarlas, lo juro.
Que seria de mi, si cambiase de objetivo y no perdurara.
Asi lo entiendes porque me enfilo y desde hoy en vos perduro.

Lo intento tanto, lo mas parecido al verbo divino, pasion, sé que entiendes lo que digo, es difícil, yo ya lo he recorrido, no te culpo si no lo haces.
Que seria de mi si recordara su nombre y su apellido y no su mirada, su sudor, el tacto, la lluvia en su cara y mi vos como lo pronunciaba.
Lo sé, solo vos y yo lo sabemos, me reservo.
Me reservo para la magia que un día vivimos, porque era solo suya y así a mí me gustaba.
y hablo del recorrido.
Pero lo extraño tanto, Dios mío, con perdón de la palabra, sé que te asusta.
Pero te extraño tanto.

domingo, 26 de abril de 2009

amor de mi vida



Amor de mi vida, me heriste.
Me has destrozado el corazón, y ahora me dejas.
Amor de mi vida, ¿no lo puedes ver?
Tráelo de vuelta, tráelo de vuelta.
No me lo saques,
Porque no sabes lo que significa para mí.

Amor de mi vida, no me dejes.
Has robado mi amor, ahora me abandonas.
Amor de mi vida, ¿no lo puedes ver?
Tráelo de vuelta, tráelo de vuelta.
No me lo saques,
Porque no sabes lo que significa para mí.

No recordarás,
Cuando esto esté derribado
Y todo quede de paso.
Cuando envejezca,
Estaré allí, a tu lado para hacerte recordar
Cómo aún te amo, aún te amo.

Vuelve, apúrate a volver.
Por favor tráemelo nuevamente a casa,
Porque no sabes lo que significa para mí.
Amor de mi vida

por Queen

La casa del árbol

Entender el mundo como una anfibia o una anguila, en un barrio con nombre floral, zanjas podridas y niños en las copas de los árboles, pescando ilusiones en las aguas verdes. Tal vez pensando, que con sus lanzas sacaran un gran pez Rey. Paloma no olvida la anguila, la que pasea en su barrio en aquella zanja podrida, la que navega en submarino. ¿Cuales son Paloma querida los misterios de esa anguila?, me has contado que su cuerpo platinado brilla al sol y es marca de tu niñez, al igual que la casa del árbol que algún día también abandonaras, esa que yo soñaba en la sima de mi árbol, y tulla es..... un sueño realidad. Esta pintada de amarillo y subís por una escalerita, aprendiste....... es en alquiler. Pejerreyes, anfibias, anguilas, sueños y zanjas podridas mi paloma querida. Siento tanto no haberte visitado hoy, a vos y Felipe mi rey, el de la corte real. Les regalo las cebollas del tamaño de mi pulgar, que albergaban en aquel baldío en 1989, juntaba una por una y luego las comía, juro que pensé que eran esas las que vienen en vinagre, ya se era otro barrio, con el nombre de un santo, una capilla de mí mismo apellido, calles de tierra, plagado de pinos álamos y sauce llorón. Yo las recorría con un monstruo en el bolsillo, una bici con rodados de cucharita multicolor y las mismas preguntas que tenes vos. Pasaba mis días trepada a los árboles, atrapando nísperos y ciruelas, me albergaba ahí en una casa que yo dibujaba, con paredes de hojas y asientos de ramas. Así lo plasme también en las paredes de mi cuarto, para no alejarme tanto de aquellas mañanas, pase días entero dibujándolo, y un día llame a mi madre y la obra de arte estaba terminada. Como siempre ella me nutrió de alas, las mismas que me asoman hoy. Pero las dos soñábamos, vos con anguilas y yo con cebollas del tamaño de un pulgar, mi paloma querida. Juega con la anguila enséñasela al príncipe Felipe, él será tu dulce compania, son días difíciles de mudanzas, alquiler y separacion. Viajera vas con tus resortes dorados y ojos de mar que no comprenden otro mar, que lleve tantas profundidades. ¿Recuerda cuantos dientes tiene un dragón?, es todo lo que tiita te pudo enseñar, si uno solo, un solo diente tiene un dragón, extrañas tanto la arena que derramaba en el patio de la casa chorizo, la arena que tanto amabas tan solo porque yo la derramaba y la juntaba, y luego la derramabas y yo la juntaba y así se repetía, y te esperaba con la arena tan solo para derramarla y luego juntarla.... Y esos mediodias que nos reíamos en el pueblo, tan solo vos en una silla gigante, con la excusa de un mediodia, una plaza, un almuerzo, tan solo vos y yo que te amaba. Ya se, hace hoy justo 1 año, también me ido. Y siempre recuerdas el ángel, el de la avenida que esta junto a mi calle, esa calle que vos dibujaste, con tu primer figura humana y esbozaste. -Es la tía en su calle de la capitalll federalllll. -Dijo Paloma Son difíciles algunos días mi pequeña Paloma, pero tu tienes la anguila y yo tengo la cebolla del tamaño de un pulgar.

jueves, 23 de abril de 2009

El misterio de los Dioses

Aquí te sitúo entre lo ajeno a la muerte y el de misterios de los Dioses.
Como explicarte Homero, su submundo de Hades, donde no importa tocarte, eres hombre, eres la prohibición y el verbo divino.
Donde naces Dionisos, renaces y mueres, no te veo y apareces.
y nos convertimos en verbo sin adjetivo, no predicado y no sustantivo,
verbo de carne con la mano en contramano y el corazón ni te digo.
Desapareces con Titanes, el que te ha descuartizado
y tu mientras, te conviertes en toro, pantera o macho cabrio.
Hijo de mortal, de mi misma sangre y de un vientre parecido.
Mago de susurros a mi oido.
Hombre invisible el que no se ve y naces, como nace una flor en lo alto de los Alpes.
Y te encuentro pero jamás te lo digo...
Y me embebo en tu misterio, ese que hoy persigo.
Se que mueres en invierno y renaces en primavera,
una excepción te pido.
Naciendo para ti este nuevo dia.

Hera te condena hechicero de manía y lo tomas como un don divino,
como arma de los dioses, en donde pierdes tus condenas, tus coordenadas
y te olvidas de tu nombre y el mío.
¿En que bella locura vagas en estos dias?
Contágiame de tu manía ,que desoriento estos días,
y sin norte ni eje yo esculpiré el misterio de tu vida.

Tu y tu promesa de disolver la prisión personal,
en medio del ritual danza y se siente el aroma del éxtasis que avanza.

martes, 21 de abril de 2009

tal vez el invierno.

Y sin darme cuenta en la palma de la mano, como machete de primaria, se escribe la cuarta estación de Vivaldi, llega perfecta y puntual.
Represento el mar con arpillera tramada, Atahualpa Yupanqui, tierra de pachamama, no pudo generar el vacío, pero la tierra alambrada cosió transparente y somos uno y somos tierra y somos agua, y somos todo, entramada noche al son del invierno.
Como explicarte invierno que llegas cálido y justo a tiempo, en este crudo frio que nos conmueve y nos filtra en los lugares mas recónditos. Y también nos llena el alma.
Permanentemente dialogo de tus tierras divinas, de tus hijos sol y luna que nos iluminan.
Viajo en el 168 con el pelo encendido fuego, la punta de la nariz congelada, donde desperté en un sueño, en aquel lecho, ese que se repetía una y mil veces.
Hable con los fantasmas como suelo hacer a veces, con las manos congeladas y el cuerpo tiritante.
Atahualpa Yupanqui, escuche el llamado de la calandria y cuando el deseo se metió en mi pecho y me tape en su lecho, con la boca enardecida me desperté en un sueño, en un sueño de un invierno.
Tal vez porque nací en enero y como todo polo opuesto reencarno en invierno.
Como explicarles las veredas de mi barrio, sus hojas, las bufandas y los guantes, como enrojecen mi casa, mi cara y encalidan el alma.
Frente a la luna con el sol iluminando el invierno encrudeció el paso del viento y como pájaro de hierro dejo su surco luminoso en medio de este hielo, ni por encima, ni por debajo, justo en el medio de su frenesí y en unos minutos nomás, toco a mi puerta.
Entonces derribe puertas, derribe con lápices y dos o tres palabras.
Me visito el viento y desperté en el sueño, en el sueño de un dia, Desperté desnuda de 21 inviernos, 400 noches, 5000 palabras e infinitos silencios.

Y no hice mas, abrí mis ventanas y con campera de aviador, justo en el medio, ni por encima ni por debajo, en el medio del invierno de sol con luna y por encima de su viento en la tierra de pachamama me senté a esperar mi mañana y encalidar el alma.

viernes, 17 de abril de 2009

Porque tal vez...

Cuando llega la noche, retorna eterna y ella me gusta tanto y yo le caigo tan bien.
Como me gustaría ser una piel mutante, un ladrillo elegante, tal vez, jerez de un tal Antonio o ajedrez de su tapiz.
No te recordaría tanto..
La noche retorna silenciosa, a cada hora cuento mis dedos, en dulce espera,tal ves... un día en vez de cinco sean seis o mejor dicho diez.
Así entrelazados como quien quiere la cosa.
Y entre los dos formamos veinte, y múltiplos de diez.

Estar a la sombra del sol de esta noche del mes de abril, seria tan triste. si tú lo vieras,tentándose cada mañana para no mirar atrás.

y tu oído me ha abandonado, en el esplendor se ha extraviado, en aquella fiesta sin invitados y muerta la palabra, esa que no habla.

Pero inevitable es, siento haber afinado mis oídos, lo siento tanto, ¿donde hice ese firmamento?, es que la noche es tan silenciosa , se escucha tu silbido y el cantar del pájaro que recita en tu ventana, aguacero del alma.

Recién recibí un llamado de Moscú, informándome que mis latidos se escuchan desde allí, nada tiene que ver con su frecuencia y sonidos.
Mucho menos con tu sintonía, es que la noche es tan silenciosa y ella me gusta tanto y yo le caigo tan bien.
Un avión titila en lo alto, en el mismo cielo, ese que aún compartimos, trepada en antenas y cables me escapo hacia vos, me invito a tu butaca y dibujo mi destino, por favor, visa al paraíso, una estrella solitaria y ya vuelvo a casa.

Mis oídos, pues también los bendigo a Dios, sabes, escucho los grillos, el viento me susurra algo y yo me desvanezco en medio de su canción, como si fuera tu vos.

Mañana diré uno, dos y tres, me peinare a la gomina, me pondré tacones lejanos y perfume de Almodóvar, robare algunas miradas, encandilare una fragancia y en el bolsillo izquierdo me guardare una sonrisa. Porque tal vez...
...Porque tal vez...
Y podrán encontrarme al atardecer, nuevamente extraviada en algún desierto buscando las ultimas cenizas, en jardinero con botas de lluvia y guantes de lana.
Sé que no hay retorno...
Y me duele en el alma.
Pero ella me gusta tanto, eterna noche y yo le caigo tan bien... que a las diez en punto nomás, pediré nuevamente ser tapiz de ajedrez de un tal Antonio, para no recordarlo tanto y alli retornara eterna con su silencio de estrella y su silencio de vos.
Y a la mañana siguiente, con vestido de gala.Me lustrare la nariz, porque quien sabe tal vez...

Tal vez.... despegue de otra mirada, porque ella me gusta tanto y yo le caigo tan bien.

Game over, he perdido. No tengo palabras



a la noche del mes de Abril, porque ella me gusta tanto y yo le caigo tan bien.

miércoles, 8 de abril de 2009

sin un nombre que la justifique

Compañera poeta quien vive la poesía de la vida.
En la poesía quisiera preguntarte, me urge la sangre,
Me urge la vida,
¿Cómo debo usar las palabras de los últimos sucesos?,
Mujeres sobre precipicios, Que escriba nuestras historias como dos municipales.
Tal vez animal entre una refinada línea, de un bolígrafo rojo y púrpura su tinta.
Como conjunto de simbióticos adjetivos y palabras que se quedan en el camino,
Tal vez el olvido.
Mujer necesaria, innecesaria ansiedad de llegar al fondo, en las profundidades de esta huella.
Donde no hay serpiente, solo hijo protegido, enamorado de brillos y fuegos de artificio,
que se enciendan las bocas y muerdan las piernas.
Cuerpo de hormigón armado, corazón fraguado y manos de cemento,
de cemento sin arena, en un sueño se ha perdido, en el sueño del desvanecido.
Entre mareas de humanos, tierras de viento
y ocasos en plena soledad del valle.
Me urgen los municipales, en este invierno,
tengo silencio, pan de carne y alivio que alumbran los caminos.
Pero pervivo serpiente en los fríos, cables pelados de alta tensión, sonidos de cascabeles y picaduras de serpientes,
escabullida en las libres arenas, la que se ha perdido, la del desvanecido y muere electrificada en su propio voltaje.
Perdonen por nacida sin un solo cable a tierra y tinta púrpura entre los dedos, en medio de una sola línea, sin un nombre que la justifique.
En el medio de la soledad del valle, el compás del viento, el ritmo y la regla

La arena que aísla, para que electrifique y no muera.
Compás rítmico de un espacio, moralejas de sonrisas en el camino de la vida,
transeúnte espera quien acepte a una serpiente que pica con gestos de oso gordo y la vida de un poeta..

a Stella, quien vive la vida ( eso es mucho) y además su poesía.

martes, 7 de abril de 2009

Liliana Felipe



Que cosa es el amor,
medio pariente del dolor,
que a ti y a mí no nos tocó,
que no ha sabido, ni ha querido, ni ha podido
por eso no estás conmigo...

Porque no nos conocemos y tampoco nos queremos,
porque nunca te he mirado ni despiertas a mi lado,
porque no sé si te gustan como a mí las milanesas,
porque no sé dónde vives, ni con qué las aderzas,
porque puede que te falte entusiasmo antagonista,
porque puede que te sobre moralina y seas panista.

Que cosa es el amor,
medio pariente del dolor,
que a ti y a mí no nos tocó,
que no ha sabido, ni ha querido, ni ha podido
por eso no estás conmigo...

Porque no nos conocimos y en el tiempo que perdimos
cada quien vivió su parte, pero cada quien aparte,
porque no puede apagarse lo que nuca se ha encendido,
porque no puede ser sano lo que nunca se ha podrido...

Porque nunca entenderías mis cansancios, mis manías,
porque a ti te dió lo mismo que cayera en el abismo,
este amor que despreciaste porque nunca me buscaste,
donde yo no hubiera estado, ni me hubiera enamorado...

Que cosa es el amor,
medio pariente del dolor,
que a ti y a mí no nos tocó,
que no ha sabido, ni ha querido, ni ha podido
por eso no estás conmigo,
por eso... no estoy contigo.

domingo, 5 de abril de 2009

mmmm, jasjjaajjjajj, asi termino ¿de que se reia?

Y de la nada apareció en una fotito con un traje camuflado, orgulloso de su milicia, primero me dijo hola, sentí un frió, pero respondí .... ¿ y luego se dio cuenta o es que no?-
somewhere only we know!!!!! dice:
hola
SOL dice:
hola
somewhere only we know!!!!! dice:
como e stas?
SOL dice:
todo bien no te conosco de donde sacaste mis datos
somewhere only we know!!!!! dice:
del faceboock piede ser?
SOL dice:
si que tenemos amigos en comun'
SOL dice:
?
somewhere only we know!!!!! dice:
parece que si
SOL dice:
que onda con la guerra, la milicia
somewhere only we know!!!!! dice:
ajaj t do bien y vos que haces e tu vida?
SOL dice:
respondeme por favor, yo de guerra na
somewhere only we know!!!!! dice:
ah pro de que trabajas?
somewhere only we know!!!!! dice:
que queres que te responda
SOL dice:
lo de la milicia, la guerra parece que te emociona,
somewhere only we know!!!!! dice:
no pero es mi trabajo ajaja
SOL dice:
pero que sos militar, policia?
somewhere only we know!!!!! dice:
sargento del ejercito y vos?
SOL dice:
tambien
somewhere only we know!!!!! dice:
tambien que?? sos militar?
SOL dice:
no sargerto de ejercito
somewhere only we know!!!!! dice:
pra no te entiendo nada de que trabajas vos??
SOL dice:
de sargerto de ejercito, eso solo eso
somewhere only we know!!!!! dice:
ah ok
somewhere only we know!!!!! dice:
dnd estas destinda?

SOL dice:
en zarate-campana
somewhere only we know!!!!! dice:
ah no savia que habia algo del ejercito ahi
SOL dice:
si el aereo
SOL dice:
no lo conoces
SOL dice:
???
SOL dice:
vos donde perteneces
somewhere only we know!!!!! dice:
en el regimiento de asalto aereo
SOL dice:
que casualidad los dos en el mismo area aereo
somewhere only we know!!!!! dice:
ajajaj se me hce que vos no
SOL dice:
que no que?
somewhere only we know!!!!! dice:
se me hace que sos arquitecta
SOL dice:
lo de la arquitectura es un jovi, lo mio es el ejercicio de volar en la armada
somewhere only we know!!!!! dice:
ah sos de la armada o el ejercito??
somewhere only we know!!!!! dice:
dale che decime la verdad
SOL dice:
no pude estar en la armada y por eso me deribaron al ejercito ahi en zarate, donde pertenesco al area que ya te conte, hace 2 años comence con esto
somewhere only we know!!!!! dice:
ajajjja pero en zarate no hay nada del ejercito recien lo acabo de chequer
somewhere only we know!!!!! dice:
estoy viendo tu faceboock
SOL dice:
buenisimo, si, el ejercito de voladores contra la armada o los armados, mira fijate se llama amor y paz

No se pudo entregar el mensaje siguiente a todos los destinatarios:
buenisimo, si, el ejercito de voladores contra la armada o los armados, mira fijate se llama amor y paz

somewhere only we know!!!!! dice:
sos linda
SOL dice:
te fijaste bien lo del ejercito o no te llego???????????
somewhere only we know!!!!! dice:
no me llego nada
SOL dice:
buenisimo, si, el ejercito de voladores contra la armada o los armados, mira fijate se llama amor y paz

somewhere only we know!!!!! dice:
ajajaj donde esta eso?
SOL dice:
alla en un brazo largo de zarate
somewhere only we know!!!!! dice:
bnue contame de vos edad?
somewhere only we know!!!!! dice:
casada?
somewhere only we know!!!!! dice:
novio?
SOL dice:
casada hace unos 2 años
SOL dice:
vos?
somewhere only we know!!!!! dice:
soltero
somewhere only we know!!!!! dice:
lastima
SOL dice:
No, no sabes que no te de lastima muchacho, mi esposo miguel paz es un hombre buenisimo y estoy muy feliz a su lado, te juro que no es una lastima
somewhere only we know!!!!! dice:
ok
SOL dice:
bueno lo dejo con sus quiaseres comandante, aqui me remito a los mios
somewhere only we know!!!!! dice:
ajajajaja ok un abrazo ajaja

martes, 31 de marzo de 2009

freddie mercury-queen



a mi mama gran conocedora de la libertad.

control mental

comprar, comprar, comprar y perdida de la libertad.
excelente cortometraje tomado prestado, de como se manipula la mente y se pierde el libre albedrío.Hey, che, te dirán lo que tienes que pensar?, lo que debes decir?, como debes ser?, lo que le deberás mostrar a los demás, tal vez también a quien amar, lo que se estipula entre lo que esta bien, correcto, lo que encuadra y cosumelo bien consumido.

Lluvia de arquitectura


Barriletes de la roca.
Remonto barriletes, construyo su estructura, diseño de su poesía, la mar, la mar.
ellos expectantes, construyo barriletes, barriletes de papel, de vidrio, barriletes de madera, de cartón, de masa pan.
Me urgen coloridos, furiosos y calmos, rompen en escolleras, se alzan en los truenos, en la calma de los días y en la paz fluorescencia del mar, la mar, la mar.
Liviana remonto su vuelo, les entrego mis ojos para que observen su belleza y precisen su armonía.
Magia y se vuelvan barriletes, arquitectos barriletes.
Barriletes arquitectos.
Torbellino de ciclos de agua que remontan en los cielos y como si esto fuera poco me da la bienvenida y cae minuciosa.
Camino hipnotizada, esquivo toldos, balcones y cornisas.
Si se me permitiera caminaría por el eje central de la avenida, el empedrado reluce, me observo en su reflejo, se humedece mi cuerpo, mis manos y mi pecho.
A paso lento me dirijo es que cada vez se vuelve más copiosa y se agita su reflejo.
Se siente el rostro empapado y resplandor del alma.
Lucero encendido que se deja escuchar, oigo su poesía, salpica mis piernas y mi frente.
Por favor dime en que mar desemboca, ¿la mar?, ¿El mar?,
¿En que correntada se ira?, esta lluvia copiosa,
¿él Pacifico?, el tremendo Pacifico, ¿el Mediterráneo?,
¿Es que es el Egeo, que se lleva este abecedario?.
Remare en los cielos de Dios,
juntare primero la A, luego la B, construiré barriletes, con historias de tus nombres.
Santos barriletes con luceros de la roca.
Son las 12: 00 de la noche y regreso a casa, en la lluvia de este lunes, el taxista observa y no comprende porque esquivo y no refugio.
Refugio en su trasparencia, no son lagrimas lo que de mis ojos cae en mi boca, son barriletes trasparentes que hoy permito que penetren. la mar, la mar.
La ropa empapada,
me desvisto.

domingo, 29 de marzo de 2009

los manjares de la casa

Con calma del tiempo y prisa del alma. Pobreza en las manos y luz en los ojos. Viaje en el mejor camalote, clase alta, de calles de tierra, paredes de piedras y sauce llorón. Caminaba con los bolsillos llenos de cenizas, silentes los grillos y las cigarras la veían pasar. En esta calurosa noche estrellada sonaba él concierto de andenes, en espera del viento del mes de abril. Lucia su más elegante pollera de hojas de higuera y cubrió el resto de su cuerpo con un manto negro, todo estrellado. Deprisa se dirigía al encuentro, con su motor Alemán, sus rodillas bien aceitadas y botas de pies descalzos. Preparo su mejor banquete, en un horno de barro y de un chispazo no mas, encendió los leños. Los manjares de la casa, experta en pan casero y licores de rocío. Y en su trono de grama y de mimbre se sentó a su espera. ...y puntual a lo acordado... llego su esencia. Recuerda las palabras, "lo esencial es invisible a los ojos", para todo aquel quien se reúne con ella y para Paloma, o Flor del Mar como ella se apoda, por el abrazo y la mirada que te llenan de algo mas que palabras, algo mas que esencia.



viernes, 27 de marzo de 2009

Paciente



Un gancho me mira fijo llego en algo asi como en una patineta, levantaba sus cejas como diciendo ........y ahora....,
Ahora mira fijo lo que escribo, tiene una idea, pero se hace el distraído, su mirada se pierde hacia otro lado, ahora solo espera, no sé pero hoy me encuentro parecida a el. Paciente.
Entre mares y horizontes, el camino sobre una línea.
Línea de trigo, de espigas y de hambre.
Las palabras se ausentan, se bifurcan, ya no queda nada.

Inventaste la historia, temprano callaré, desnivelada en las vigas del mas profundo horizonte.
Callare temprano, para dormir entre la escarcha de los días.
No más ventanas estrelladas, solo caminos recorridos,
caminos de peces, aves y leones; sólo la canción desafinada de tardes rosarinas.
Inventaste la historia dejando mensajes sin palabras y dulces sintonías de anuncios sobre nuestros cuerpos.
Despertado a la niña cuando estaba dormida.
En las noches que no estas, me canta la tetera y desfilan mis vestidos.
Me pongo tus calcetines y también los míos.
Ven y quédate, que mi corazón esta en estado de espera, paciente y entrañablemente morador de estancias.
Las sabanas nos denuncian por falta de respeto y las toallas tiemblan en tu presencia.
Entra sin permiso no hace falta llamar, entra ya te he dicho.
La ausencia como todo en esta vida también puede ser azul, azul bonito como el mar y el horizonte.
Sé que Anduvo solo y en silencio, los dicen las crónicas amargas del viaje de sus ojos.
Se encontró con el abrazo del plan y el trigo, cuando el frió tropezaba la tarde y se adueño del aire.
Perdí el norte en cada esquina, Bajo mis pies la firme tierra amarrada a las raíces.
Hoy camino entre mares y horizontes, no resigno tu otoño colorido y las hojas doradas de tu cuerpo.
Debo tener miedo de lo que vendrá después?, Curar mis manos de los males?, De este hechizo incurable?
Pon tu, los tonos ocres y rojizos.
Yo solo puedo quererte, solo eso, dormiré hasta que este otoño allá partido.
Eres mi Ciudad y mi calle perdida, penumbra, mi alma diamante de mantas y caricias en mis pies, ya es otoño y hay versos en mi boca.

miércoles, 25 de marzo de 2009

El laberinto


El Laberinto- de Soledad Asis


Zeus no podría desatar las redes
de piedra que me cercan. He olvidado
los hombres que antes fui; sigo el odiado
camino de monótonas paredes
que es mi destino. Rectas galerías
que se curvan en círculos secretos
al cabo de los años. Parapetos
que ha agrietado la usura de los días.
En el pálido polvo he descifrado
rastros que temo. El aire me ha traído
en las cóncavas tardes un bramido
o el eco de un bramido desolado.
Sé que en la sombra hay Otro, cuya suerte
es fatigar las largas soledades
que tejen y destejen este Hades
y ansiar mi sangre y devorar mi muerte.
Nos buscamos los dos. Ojalá fuera
éste el último día de la espera.

De: Elogio de la sombra

JORGE LUIS BORGES

Requiem

Laberinto me pierdo y sus calles recorro.

En tu presencia, mujer de cristal me moldeo, derramada por el fuego, me envuelvo en tu regreso y se astillan los cristales.
Tus actos de galán, despojados programa de Tv., nada tienen que ver con el laberinto de tu cuerpo, las profundidades de la masa y la belleza de tus manos.
Te observo sentado junto a la mesa.Tu presencia y el interior de ella.

Caminitos de alma, paredes de recuerdos e infinitos de vacío llenos de vos.
De voces a dos tigres que corren mariposas, madres selvas en las plazas y hojas brillantes, derramadas en otoño.

Solo escucho y te conozco, a cada minuto una hora y a cada hora un instante.
Me fundo en el tiempo y perdono mis debilidades.
Laberinto complicado, lo tomas en tus manos, lo recorres con tu dedo y lo fundes a tus antojos.

Que extraña entrega, con un dejo de tristeza,
y las almas, el aura y la aurora mas unidos que nuestros cuerpos.

En el laberinto de la noche, la mirada de la mañana, el reconocimiento de la tarde.
Te encuentro, despedido en una nueva noche, en una noche de un día, en un día y su tal vez. En un tal vez estrellado
Donde se ahuyenta el galán, solo vos en el sofá, lleno de vos,
entonces perdonamos tan solo un poco, el hecho de no amar,
el transcurrir del tiempo, las agujas y las 12 en el reloj.

Todo eso perdonamos y te amaba en el instante y al segundo ya me iba.
Con tu aroma de vos.
Aroma de vos, recuéstate en la canción, tan solo vos y tal vez yo sabemos, lo que pide un latido del corazón.

Pero el libro se escribe hoy, no son subterráneos que cuentan nuestra historia,
única identidad, mi documento con destino y paradero,
lo demás con cada paso la historia, construyo la vida y me sorprendo mañana
tal vez hoy, la escribí yo, con este latido del corazón.

Y mañana nuevamente me perdone.



Réquiem
Silvio Rodriguez
a sr. por la acaricia sin pacto.

Mujer de agua.

Mujer pez no mueras fuera del rio, de madera tu cuerpo, escollada tu barca,
De agua tus entrañas, de redes que atrapan ilusiones tu alma.
Mujer pez a orillas de este rio te veo nacer.
Si Oliveira y la Maga, te vieran en las aguas, invitada de honor serias al Club de la Serpiente.
Y las anécdotas correrían de aquella muchacha ....que nada y mucho y mucho mas que nada.., mucho mas que transparencia del alma.
Sin aletas ni escamas, así es que nada.

Solo tu silueta en las aguas, tu sonrisa a mi lado, un libro y una palabra.
Que mas, mujer pez, me sumerjo en tus aguas, el atardecer nos invade.
Sus tonos rojizos y la armonía de una maga, que no es libro, hojas de papel, una escritura, es cada una de tus palabras,
recitando rayuelas para que la niña se duerma.
Mirada que sana, un barco y un viejo.
El bote, el viento, la arena en tus ojos e inolvidable parada.
Una pirañita te muerde, tesoro preciado para la mujer que nada.
Tatuaste tu cuerpo con los misterios del agua.
Siempre tu sonrisa y tu compañía coral.
Te observo mujer, desde el muelle, quien pudiera amar esta inmensidad de tu agua.

Misterios en profundidades y colores de alegría, me invaden en tu compañía.
Provoquemos las aguas, la vida es bella, junto a la mujer de agua.




Oracion del remanso
Liliana Herrero

a mariza por nuestro rio y tu madera.

lunes, 16 de marzo de 2009

La esquina jamás llegaría

Con un tablero en las manos y un banco en la mente.
Las palabras no fueron elocuentes, mente en blanco y psiquis en fuga.
Como Alicia ella quiso vivir atrapada en el país de las maravillas, pero su guarida estaba llena de paredes de corazones locos, factor RH locura, altamente sangre pura.
La ira se arranco la cabeza, mato al animal y lo único que quedaba de su cordura.
La mente arrollaba llanto de archivos, auxilio y desesperación.
Suspendió a Alicia y a su país de las maravillas, sin comprender camino junto a ella, como cuando era ángel de la guardia y dulce su compania, en anochecer y amanecer.
Almohadón en mano, acurrucada en el piso, situada junto a una cama y un alma amada.
No te vallas por favor!
Sus pasos lentos marcaban la desolación de una noche fría y de balbuceantes palabras inconclusas.
La esquina jamás llegaría, y esta no comprendía mas que decepción.
Retornando al arma mortal, chocaba mil esquinas, chocaba sus tristezas y las de ella, también atropellaba la vida y a un corazón.
Como niña selecciono el dulce de la contemplación, pero desparramada la encontró.
Ya no balbuceaba palabras ajenas, el silencio y la nada arrasaron con todo.
Y ella no sabia manejar. Y ella no sabia manejar.
La niña le dijo, pide auxilio, llamado de atención, una cachetada y tal vez despierte hoy.
No temas replico, que hoy yo estoy con vos.
Enardeció el doctor, tal vez por ellas dos.
Pero solo ella y su hermana decid....... a los otros puñetazos en la boca y en el corazón, pero no existieron, vocales, consonantes ni palabras, la imagen de la nada se comió todo.
Pidió el frasco y de allí la explicación.
Bella durmiente que no recuerda.
Princesa de caños en su cuerpo y alguna convulsión.
Despertaba en reproches sin reloges y miradas extranjeras de incomprensión, luego de tres días el medico guió, una mano con cinco dedos, pies descalsos y un buen corazón.
Ella sonámbula vago, furiosa por su reincidente condición de sangre pura y su extrema generación.
El tiempo paso, llego la comprension.
Un llamado de auxilio, es un dia de sol, miro sus ojos hoy.

martes, 10 de marzo de 2009

palabras magicas

Donde esta este lugar?, la mesera, el cocinero y todo aquello mágico, mañana después de mi viaje en subte y sentir la presencia de los latidos del minotopo y su doncella, en el intervalo del trabajo quisiera ir a almorzar allí.
agradezco todo tipo de información.



tal vez baje al super y compre una sopa hoy.

subite al subte

es una sensacion extraña pero se logran percibir...

domingo, 8 de marzo de 2009

ponte tu bonete y sal a correr



Que se vengan los niños de todas partes, los de la luna y los de Marte, que se venga todo hoy y mañana.
Que se vengan al pueblo africano, a dos cuadras de Libertador y juramento, Donde no se observa nada, donde vive una niña llamada Nova, en donde en algunas tardes su cuerpo pega un giro y se despliega en millones de personalidades, vuela por el aire y cae en sus rodillas, salen de ellas enanos blancos, gigantitas rojas y destellos de luz intensísimos, de los niños mas mutables que he visto.
Así es la niña poseedora de esas miles de personalidades y viajes mentales inrretornables, alfabeta y sin escuela, asi se nutre, Nova es de esas personas que dicen, se desdicen, que avanzan, abrazan y retroceden, que aman, se enojan y ya no aman y minutos después están amando, que se dibujan y se desdibujan, que están y se van y luego vuelven, dos minutos mas tarde todo lo contrario. aaaaaaaaaaa.
Nova Siempre lleva una goma en el bolsillito de su chaqueta verde ladrillo y un lapiz negro, casi sin punta, en su gran bonete, ¿qué llevara en su maletin?, estoy segura que son muñecas de marfil, dicese de un ser que muta inmutable, que camina en movimiento, que gira y gira como un carrusel, y por momentos se torna caballito y luego el banco de este carrusel. Mas tarde el loco de la calesita.
-Caballito, sube y baja,
-carrusel bonito.
-Calesita del subte que lo unico que no muta son sus principios. Las golondrinas le cantan.
Vengan a África mia y miren como por las noches la niña se viste de azul y se pone mil pelucas, fuma un habano negro y muta en lo desconocido. Hay Nova!!!... despliégate en tus intensísimos destellos de luz.
No se conoce niñas como estas, Nova trata de conocerse, aunque no del todo porque se nutre de sorprenderse, de aprender y crecer.
Esta enamorada del humano, aunque no lo comprende bien, ella vive allá en libertador y juramento, en la esquina de Neptuno, pero no hay nada, solo un bosque vació y espectros de un unicornio azul, pasa horas dibujando los gestos de la gente, eso la apasiona. Hay algo de ella que no detalle tiene las orejas del tamaño de un tambor, es para escuchar mejor a esos humanos, los que la enamoran y la enamoran.
Hay una sola cosa que Nova no acepta la crueldad, la falta de principio.
....ponte tu bonete y sal a correr. Los anillos de Neptuno bailan.

miércoles, 4 de marzo de 2009

romper la pagina...y que comience la historia



La Sociedad de los Poetas Muertos

viernes, 27 de febrero de 2009

Anestesiado y sin razon

Anestesiado y sin razón, recorro nuevas calles, llego a lugares donde no llego y remato boletos, no llego y no quiero, me median los días donde se pierde la conciencia la conciencia de todo, del todo y de la atmósfera, anestesiada al dia siguiente y sin razón, cuando pasan los días te olvido.
Me pregunto si es temor lo que entonces me amarraba, amarrada al amor, al amor que yo siento, será por eso que no me he ido, o talvez ya hace tiempo me he despedido, algo más irónico me concierne ¿ y si jamás nunca he estado?.Ayer me desperté en un sueño, en un pleno estado alfa, deja vu del dia que existió amor, repase el resto de los días y repare cada uno de ellos, ¿a qué ate a esta soledad querida?.
La ilusión del día después, me rio descaradamente en mi cara mientras me descascaro. Esas tardes eran difíciles nunca hable de ellas, pero pase tres años que nadie comprendería, me olvide que existía algo mas que la razón, me torne bicho bolita y cuidaba mi cuevita, algo mas que señores con traje en el subte del olvido, en el que no se cruzan las miradas.
Me volví edificio abandonado, sin siquiera alma en pena que vague en mis instalaciones, bien plantado en la tierra, firmes muros gruesos y tensas estructuras, nadie entraba ni salía de este cuerpo tan vació, ni el fantasma de la opera con sus bellas melodías.
Que aprendizaje tomaría? Todos andenes de hierro estático, frio, en una punta la ambición y en la otro ellos y yo, así éramos los 7, luego 6, luego 5, luego 4,en estos días ya son tres yo también me he ido.
Es difícil reencontrarse con migo, con uno mismo, hice regresiones a la niñez y a la adolescencia me encontré con mil cartas, aucencias, presencias, sonrisas, ilusiones y un corazón perdido.
El medio es importante al igual que el fin, en esas cosas de la vida, fuiste el medio, mi amor, ¿qué raro que te allá elegido? O tal vez no. Es que entre tanto, del hierro frió, un dia cálido me dijiste al oído, no-pizza y no hizo falta mas nada, me volví hierro fundido,
empecé un nuevo dia, tal vez mis seres queridos no comprendan, que es lo que vi,
ahora fuera del frio, yo les digo quien te devuelve un corazón perdido.

Por esos bellos momentos vividos, por lo que no fue y quise devolverte, por ser medio de mi instrumento y porque si me enamoro mañana, a vos no te olvido porque al medio se lo debo. Anestesiado y sin razón por ahora sigo.
 
Free counter and web stats