miércoles, 17 de septiembre de 2014

Cancion del Elegido



GUERREROS DEL CORAZÓN: PACIFICADORES   DE OJOS SABIOS Y DE CRISTAL, MANOS FUERTES Y FIRMES




LO HERMOSO NOS CUESTA LA VIDA, TAL VEZ MI ELEGIDO Y SU ELEGIDA

si no creyera



 si no creyera en lo mas duro
 si no creyera en lo que duele
 si no creyera en cada herida
 si no creyeraen algo puro

que cosa fuera ....
 si no creyera en lo que lucha




martes, 16 de septiembre de 2014

cinco años despues

martes, 28 de abril de 2009


 Honestidad brutal

 Y me encanta como soy porque me odio también, estoy llena de defectos,
 Como explicar estos últimos sucesos, donde veo un abismo negro en el medio de un pulgar,
 Y una señora que nunca ha de llorar, mas tan solo por el medio de un escrito a divulgar,
 Y las lágrimas nunca salen, como desdén de desesperación, pero lo veo y son parte de una vida,
 que mañana tratare que no estén mas.
 Me provoco mujer, derrámalo de los ojos, porque el teclado ya borroso esta.
Y no queda tintero por derramar, y bolígrafo que pida piedad.
Tu condena fue tu padre, por un hombre nunca lloraras, pero lo veo llegar...
Y lo invoco al cielo, al piso a la tetera o algo mas. Que derrame de tus ojos mujer defectuosa ni siquiera puedes llorar.
 No te culpes en infiernos, tus manos no lo han podido curar,
 ¿A quien imploras la verdad? al escrito, al cielo, al hombre, a las lágrimas que hasta hoy no has logrado derramar. No te culpes niña tonta que los chicos no saben curar, o tal ves no sea así,
Y lo eliges para darle la aurora que a tu padre no le has podido dar.
No te culpes niña tonta, sueña que los chicos si saben soñar.
 Son palabras de un viento, de una ráfaga, de un ventorral.
 Y te curas de a poco y te alivias de tu honestidad brutal.

 Y cinco años después continuas un miércoles, 17 de septiembre de 2014,
Y te preguntas ¿que es? ¿lo que pides cinco años atrás con tanta sinceridad, dolor y brutalidad?.
 ¿sera que tu niño te sanara? con tanta siceridad, con dolor y brutalidad?
 o tal vez.... solo mueres un día y luego naces en el medio del viento, ráfagas y ventorral.
 Pero lo veo llegar...
 Y tus manos como niña a tu padre no lo han podido curar, y dijiste no te culpes niña tonta que ni siquiera puedes llorar.
Y se lo has pedido al cielo a las golondrinas a los santos, que te curen de este dolor y las lágrimas que no has podido derramar. que se acabe este dolor que no te has podido sacar..
Pero lo veo llegar...
Y tus manos como mujer a tu hijo no lo han podido curar... y en el medio del mar que derramas de tu rostro te encuentras y te has dejado llevar.
Y sientes que el te ha venido a sanar y son sus manos y sus ojos de cristal...
 Y son sus manos y sus ojos que me dicen que jamas deje de soñar.
Y en el medio de esta honestidad brutal me alivio en tus ojos y me acurruco en tus manos...
 de a poco me curo por no tenerte mas.

Y recuerdo que todas las hojas son del viento y del ventorral, menos la luz del sol de un 30 de junio que solo ha venido a sanar y los niños si saben curar y esto es una honestidad brutal.

 te amo, tu mama quedandote o yendote --- vera spinetta

domingo, 14 de septiembre de 2014

Honrar la vida

Aprender a vivir sin vos...
 la puerta entreabierta decía : "La puerta del pequeño cottolengo no preguntara a quien entra si tiene un nombre,  sino si tiene dolor", sentí que las escrituras eran para mi, pero fue cuando los conocí y deje bañarme de la vida de su luz...  
Aprender a vivir sin vos...
 Hoy día gris, con gotas que caen del cielo  y salpican  mi alma, como todos los dias seis de cada mes  que te has ido, lo recuerdo aquel día un frio estremesedor te carcomia el cuerpo, frio, lluvia, oscuridad, hasta  el cielo moria, y a vos así te recuerdo, masomenos a las 8 pm cuando te has ido,  sentado en aquel barral, con tus ojos de cristal,asi nos mirabas.
 Me sanabas desde alli mientras yo mecia tu cuerpo que ya no alma ni vida, recuerdo que miraste a tus vecinos en sus pequeñas incubadoras, los pollitos y leías sus almas puras, cuando regresaste me encontraste derramada, desgarrada, agarrando visturi, abriendo el pecho y poniéndote ahí adentro.
 Los ángeles lloraron porque se había ido mi pequeño, los pollitos y sus grandes latidos, en sus diminutos cuerpecitos sonaron a coro, campanas dulces que apaciguaban el alma, murmuraban es una mama y su niño se ha ido.
 Y fue entonces que regresaste como torrente barrilete a mi cuerpo, a mi bramido horripilante, se que me abrazaste desde adentro, así lo sentí, si desde adentro, concebida la paz y los ojos inundados, derramando lo que fluye de lo amado, de lo perdido y de mi niño.
 Los pollitos descansaron y los ángeles volaron. Entonces bese tus manos, que tanto me enamoraron una y mil veces, mire tus ojos ya cerrados y tu rostro y el mio solo fueron uno, interminable y luminoso instante, olí tu aroma, aun aveces lo percibo y vos tan pequeño y tan fuerte Ahí a mi lado.
Y yo tan instruida para cuidarte y amarte, pero tan grande y tan frágil.
 Aprender a vivir sin vos...
 Errante y erratica llegue, giraba en la noche y la leche derramada la bebía. Mi cuerpo y mis pechos te pedían a gritos. Entonces me deje llevar, y me deje limpiar, y me deje mecer, como bebe lo hice.
Me deje mecer.
 Y a cada instante te mecía, te buscaba y te olía. Te olfateaba como una perra busca a su criá.
Y mi cuerpo era solo tuyo pero no te tenia, y las manos tan grandes y tan vaciás.
 Entonces reafirme soy mama de Benito Muratt y te busque pero no se donde.
 Entonces sin encontrarte en el piso, en la sangre y la leche tibia te mecía.
 Aprender a vivir sin vos...
 Entonces cuando alguien nace, es ahí que se habla de vida y fue el 30 de agosto, como siempre con la luz del sol, que me miraste a los ojos con tus cristales y en en medio del dolor y sin razón, fue un 6 de septiembre, que pence que aquel mensaje era para mi .
 Buscándote abrí esa puerta entreabierta y ahí mismo camine en medio de la vida y de mucho dolor. El charco de muerte y sangre quedo en el piso en el que te mecía y levantada, erguida, de pie es que en muchos ojos vi vida. ¿es que buscándote?...aprendí a vivir sin vos...
 o tal vez buscandote es que aprendi a vivir con vos. 
Porque hoy se mi hijo que no eres carne, pero has traido amor.

  Para Benito Muratt de tu mama que te extraña y siempre te ama.

                        Gracias Benito Muratt por horrar la vida.

sábado, 13 de septiembre de 2014

San José Benito Cottolengo

Cada 30 de abril se celebra San José Benito Cottolengo, santo en quien Don Orione inspiró su Obra de caridad. Como Don Orione, José Benito Cottolengo fue un sacerdote italiano marcado por las injusticias de su tiempo, que en el siglo XIX llevó a cabo una heroica labor en pro del desamparado y el necesitado. Nacido en Bra, un pueblo al norte de Italia. Fue el mayor de doce hermanos y estudió en Turín hasta conseguir el diploma de doctorado en Teología. Fue muy devoto de Santo Tomás. Ordenado sacerdote, celebraba Misa a las tres de la mañana para que los campesinos pudieran asistir antes de ir a trabajar, y uñó una frase que solía repetir a menudo: “La cosecha será mejor con la bendición de Dios”. Al ser nombrado canónigo en Turín, tuvo que asistir impotente a la muerte de una mujer que dejaba varios huérfanos, porque le habían negado los auxilios más urgentes debido a su condición de extrema pobreza. Esta experiencia le dio la idea de fundar una casa para aliviar el dolor de los más necesitados y de condición más humilde. Para ello vendió todas sus pertenencias y consiguió cinco piezas que le permitieron comenzar su obra bienhechora, que se inauguró dando albergue gratuito a una anciana paralítica. “No importa, todo lo pagará la Divina Providencia”, era una de sus frases de cabecera cada vez que se daba asilo una persona sin recursos. Cuando en 1831 estalló una epidemia de cólera en Turín, las autoridades del gobierno ordenaron cerrar la Casa del Padre Cottolengo con el argumento de que con tantos enfermos juntos el lugar se iba a convertir en centro de propagación de la enfermedad. “A las hortalizas, para que crezcan más, las trasplantan. Así nos va a suceder a nosotros. Nos trasplantamos y así creceremos más”, exclamó sin desanimarse el Padre José Benito, y partió de Turín hacia las afueras de la ciudad, a un barrio llamado Valdocco, donde fundó “La Pequeña Casa de la Divina Providencia”, en cuya entrada escribió una frase de San Pablo: “La Caridad de Cristo nos anima”. Poco a poco se fueron levantando varios edificios donde se recibían toda clase de enfermos incurables. Una casa fue construida para personas con retraso mental, a quienes llamaba “mis queridos amigos”. Otra para atender a sordomudos y una para los inválidos. Los huérfanos, los desamparados, los que eran rechazados en los demás hospitales, y eran recibidos sin discriminación en la “Pequeña Casa de la Divina Providencia”. Era admirable la fe ciega que el Padre Cottolengo tenía en la Divina Providencia, en ese cuidado paternal que Dios tiene de nosotros. Siempre repetía a sus ayudantes: “Nos podrán fallar las personas, nos fallarán los gobiernos, pero Dios no nos fallará jamás, ni siquiera una sola vez”. El Padre José Benito Cottolengo, agotado de tanto trabajar, murió a los 56 años el 30 de abril del año 1842, cerca de Turín, Italia. Sus últimas palabras antes de morir fueron aquellas del salmo 122: “Que alegría cuando me dijeron: vamos a la Casa del Señor”. El Papa Pío XI lo declaró santo en 1934, junto con su gran amigo y vecino, San Juan Bosco. Su “Pequeña Casa” se amplió enormemente y con el tiempo se fue conociendo como “la ciudad del amor y de la caridad”. El Papa Pío IV la llamaba “La Casa del Milagro”. Don Orione se inspiró en San José Benito Cottolengo cuando comenzó a abrir hogares donde cobijar a las personas con discapacidad. Denominó a cada una de ellas “Pequeño Cottolengo”, en honor al santo precursor. En prueba evidente su grandeza, cada 30 de abril la Iglesia celebra a San José Benito Cottolengo.

Un día en Cottolengo Don Orione

Julia ya no vendio una targetitas y una tiene un cordero, Laura asi como se la ve ve esta un poco extraviada, aun algo mas cansada, y de Anita no se si me acuerdo pero esa si que la tiene clara. Anita esta enojada porque ya nadie la fue a ver, nadie de su familia la cuida dice y dejo caer una lagrima, porque daria la vida porque Benito estubiese con vida y cuidarlo. Tal vez pueda dejar que te enojes con migo Anita, si el cielo me lo permite. Juan Manuel un amigo de Leo.

Dia 13 de septiembre del año 2014

             te extraño mucho.

                                                 "La puerta del pequeño cottolengo
                                                      no preguntara a quien entra
                                                      si tiene un nombre
                                                      sino si tiene dolor"
                        
                                                                                                    Don Orione

lunes, 8 de septiembre de 2014

ADÓNDE VAMOS- a Leonardo

el alma de leonardo muratt, benito muratt y soledad del valle asis eternamente unidas, gracias por benito, gracias por darme un hijo.

donde vamos Benito

si los demas tienen prisa benito...dejemos todo.. y a empezar otra vez. Donde vamos corazon donde vamos, corazon de cristal donde vamos corazon de cristal.
Donde vamos corazon de cristal, corazon inmortal

sábado, 6 de septiembre de 2014

mi enseñanza de amor benito

tus ojos me hablaron de bondad de bondad de paz
mi alma de diamante a dos meses de tu partida, con el hueco vacío en el pecho, ahí en el esófago entre las costillas que se comprimen, la garganta cerrada y los ojos agotados, extraviados de tanto extrañarte, acá estoy, y sigo caminando. A mi dulce príncipe, el mas suave, el alma mas pura ,cristal, tu condición te marca por siempre, así te llame... mi chino con síndrome de bondad y así se hizo, si lo hubieren visto, las golondrinas bailarían y los arboles cantarían, cada día que naces tu rostro nos ilumina y se lleva las nubes, cada vez que partís llora la tierra, se resquebraja del frío y se paralizan las almas,,, minutos después... corre una brisa de viento, lava las heridas, humedece la tierra, reconstituye las almas y los santos gloriosos corren a abrir las puertas del cielo, gloriosos y conmosionados preparan tu llegada y yo aca simplemente sigo caminando y caminando, aii mi hijo,,, como me duele verte partir. benditos 7 días , los 9 meses y la eternidad en mi alma. te amo. tu mama. cotolengo don orione GRACIAS
 
Free counter and web stats