domingo, 29 de marzo de 2009

los manjares de la casa

Con calma del tiempo y prisa del alma. Pobreza en las manos y luz en los ojos. Viaje en el mejor camalote, clase alta, de calles de tierra, paredes de piedras y sauce llorón. Caminaba con los bolsillos llenos de cenizas, silentes los grillos y las cigarras la veían pasar. En esta calurosa noche estrellada sonaba él concierto de andenes, en espera del viento del mes de abril. Lucia su más elegante pollera de hojas de higuera y cubrió el resto de su cuerpo con un manto negro, todo estrellado. Deprisa se dirigía al encuentro, con su motor Alemán, sus rodillas bien aceitadas y botas de pies descalzos. Preparo su mejor banquete, en un horno de barro y de un chispazo no mas, encendió los leños. Los manjares de la casa, experta en pan casero y licores de rocío. Y en su trono de grama y de mimbre se sentó a su espera. ...y puntual a lo acordado... llego su esencia. Recuerda las palabras, "lo esencial es invisible a los ojos", para todo aquel quien se reúne con ella y para Paloma, o Flor del Mar como ella se apoda, por el abrazo y la mirada que te llenan de algo mas que palabras, algo mas que esencia.



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Free counter and web stats